Componente fonetológico

UNIVERSIDAD NACIONAL EXPERIMENTAL

       “RAFAEL MARÍA BARALT”

PROGRAMA DE EDUCACIÓN

PROYECTO DE PROFESIONALIZACIÓN DOCENTE

                   DOCENTE: Lic.  Jorge Cuba Luján

 

 

LOS PUNTOS DE ARTICULACIÓN:

 

 

El aparato fonador humano está conformado por los siguientes elementos:

 

                        

Cada uno de estos órganos intervienen en la producción del sonido algunos forman parte de los aparatos respiratorio y digestivo, por lo que ante todo desempeñan funciones primarias biológicas y que el hombre adaptó en un momento de su evolución con fines comunicacionales. Desde el punto de vista práctico el aparato fonador se divide en tres partes:

  1. Las cavidades infraglóticas: Constituidas por los órganos inferiores de la respiración, es decir, traquea, pulmones, diafragma y musculatura torácica y abdominal. Tienen como función proporcionar la corriente de aire necesaria para la formación de sonidos del lenguaje.
  2. La laringe: Es una especie de caja situada sobre la tráquea, constituida por cuatro cartílagos:

-el cricoides, que constituye la base.

-el tiroides, que le protege por su parte delantera, donde forma la llamada “manzana de Adán”

-los aritenoides, dos pequeñas pirámides móviles colocadas sobre el cricoides.

La mucosa que recubre la laringe origina unos pliegues conocidos con el nombre de cuerdas vocales; éstas, que no son propiamente cuerdas sino unas bandas en forma de labios, están colocadas simétricamente una frente a las otras.

.

  1. Las cavidades supraglóticas: Están constituidas por la faringe, la boca y las fosas nasales desempeñan el papel de resonadores.

 La faringe es la cavidad situada entre la epiglotis y la úvula; las paredes musculares que la circunscriben pueden modificar su volumen y su forma. La cavidad delimitada por la faringe y los labios constituye la boca, la cual puede cambiar de forma y volumen gracias a los movimientos de la lengua, los maxilares, los labios y las mejillas. Las fosas nasales forman una cavidad de forma y volumen fijos, constituida por dos tubos que unen las ventanas de la nariz con la faringe a través del velo del paladar; el acoplamiento entre la cavidad oral y la nasal es el máximo cuando aquel se halla completamente descendido.

Entonces el aparato fonador quedará dividido, tomando como punto referencial la glotis, de la manera siguiente:

                                

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LA ARTICULACIÓN DE LOS SONIDOS:

 

 

Los distintos sonidos lingüísticos son el producto final de las modificaciones sufridas por la corriente de aire al atravesar el tracto vocal, modificaciones que se deben al conjunto de movimientos que efectúan los órganos supraglóticos, proceso conocido como articulación. Un órgano activo o móvil (como la lengua) y otro pasivo o fijo (como el paladar) van a determinar los distintos tipos articulatorios.

 

                                       TIPOS ARTICULATORIOS:

 

Cada parte del aparato fonador y la manera como la corriente de aire lo atraviesa, van a determinar los distintos tipos de sonidos lingüísticos. Para su comprensión se describen las distintas formas en las cuales puede producirse este fenómeno:

Tipo de articulación

Descripción

Manera como la corriente de aire atraviesa el tracto vocal.

Si el tracto vocal no ofrece impedimento alguno a la salida del aire, tendremos sonidos continuos  (como las vocales y ciertas consonantes por  ejemplo  [s] y [f]. Si por el contrario, en algún lugar de la cavidad se produce un cierre de manera que el aire se ve impedido de salir, tendremos sonidos momentáneos o discontinuos  (como [p], [d] o [k]).

 

Mecanismo laríngeo.

Si hay vibraciones de las cuerdas vocales, el sonido será sonoro. Si hay vibraciones de las cuerdas vocales, el sonido será sonoro; en caso contrario, el sonido será sordo. Los sonidos sonoros son vibraciones glotales periódicas o contienen movimientos periódicos, mientras que los sordos  carecen de tono laríngeo. Esta clasificación de los sonidos del lenguaje en sonoros y sordos es de capital importancia. En principio, todas las vocales son sonoras (excepto cuando se pronuncian susurradamente); las consonantes, por su parte pueden ser sordas o sonoras, por ejemplo, [p] y [b], respectivamente.

 

 

Acción del velo del paladar

Distingue los sonidos orales de los nasales. Si el velo del paladar pende más o menos verticalmente en la faringe dejando libre el paso entre él y la pared faríngea posterior, el aire se dirigirá hacia las fosas nasales y saldrá por la nariz: en esta posición, el sonido resultante será nasal

La acción de la lengua, de las mandíbulas y de los labios

La acción de la lengua, de las mandíbulas y de los labios va a determinar el lugar de articulación de los sonidos del habla, es decir, la zona donde se producen, que corresponde a la región de máximo estrechamiento del canal.

 

 

 

 

LOS PUNTOS DE ARTICULACIÓN:

 

Los puntos da articulación reconocidos para las consonantes corresponden, en líneas generales, a las principales divisiones anatómicas del tracto. Este parámetro se indica normalmente nombrado ese punto de máximo estrechamiento (Revisar AFI), es necesario acotar, que cuando se quiere ser más preciso se expresa mediante un nombre compuesto, en el que el primer elemento designa el órgano activo (o articulante), y el segundo, el órgano pasivo (o articulado), excepto, claro está, en el caso de las consonantes bilabiales y glotales. Caso de las consonantes bilabiales y glotales. A continuación se presenta un gráfico de las principales cavidades supraglóticas con sus nombres, a partir de los cuales se forman los términos utilizados en fonética.

 

                          

                                          

Para verificar la relación de los puntos de articulación con los nombres de los sonidos producidos  se presenta a continuación la reproducción fiel y exacta del Alfabeto Fonético Internacional (AFI) versión  1993. (Última revisión conocida)

 

 

 

                                                             

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: Asociación Fonética Internacional

 

 

 

Fuente: Asociación Fonética Internacional

 

Fuente: Asociación Fonética Internacional

 

 

 

 

 

 

                                               BIBLIOGRAFÍA:

 

ALARCOS LLORACH, Emilio (1981). Fonología española, Editorial Gredos, Madrid.

 

 

ALARCOS LLORACH, Emilio y REAL ACADEMIA DE LA LENGUA ESPAÑOLA (1994). Gramática de la lengua española, Espasa Calpe, Madrid.

 

 

CHELA-FLORES, Godsuno (1982) Las teorías fonológicas y los dialectos del Caribe Hispánico, Phonos,  Maracaibo.

 

 

OBEDIENTE SOSA, Enrique. (2003) Fonética y Fonología. Universidad de los Andes. Mérida, Venezuela.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: